25

Cochinita pibil

Se dice que Yucatán fue el primer lugar en el continente americano donde los indígenas probaron la carne de cerdo, de ahí que ésta haga presencia en varios platillos y de entre ellos la "cochinita pibil".
La cochinita pibil es un platillo joya de la gastronomía yucateca, basado en carne de cerdo adobada en achiote. Según recetas de principios de 1900, el puerco entero (eviscerado y con el pelo quemado) era cocido en  hornos de tierra.


Pibil es un método de cocción; este término tiene su origen en la palabra maya pib que significa enterrado. Se cocina enterrando las comidas en un hueco en la tierra con piedras y carbón encendidos.1 En la actualidad, este método está prácticamente desaparecido.
Noticias difundidas por la prensa yucateca a finales de 2006 afirmaban que la empresa nipona Japanese Food Company, había conseguido la patente de dicho platillo; por lo que las autoridades mexicanas recibieron críticas de favorecer a extranjeros y permitir que se apropien de una costumbre y platillo tradicional. Sin embargo luego se aclaró que no se refería al registro de una patente sino al de una marca comercial.
Hemos tomado la receta más tradicional de Yucatán (pero sin utilizar el puerco entero!!) para ofrecerles este manjar acompañado de cebolla morada con chile habanero, para chuparse los dedos!
Buen Provecho!

Sopa de tortilla

Sopa de tortilla

La receta tradicional elaborada con jitomate fresco y crujientes julianas,  acompañada de chile pasilla asado y queso rallado

Pollo en Mole Poblano

Pierna y muslo calidad TIF bañados de un mole poblano almendrado receta especial de la Casa.

Sabanitas al cilantro

Sabanitas al cilantro

Suaves sabanitas calidad TIF asadas a la plancha, bañadas de una salsa cremosa de cilantro receta especial de la Casa

Pierna en salsa de morita

Pierna en salsa de morita

Suaves trozos de pierna calidad TIF  guisados en su jugo con especias, tomate verde y un toque de chile morita

Chiles del Convento

Chiles anchos rellenos de queso panela y un toque de piloncillo capeados y bañados en un caldillo de jitomate con comino y oregano el toque especial de la casa.